Cargando...

UNA FORMA DIFERENTE DE ENSEÑAR A LOS AUXILIARES VETERINARIOS

¿Beneficios de compartir la vida con un perro? ¡Muchos!

Sigue las últimas novedades con VETFORMACIÓN
  • ¿Beneficios de compartir la vida con un perro? ¡Muchos!

Si en tu vida cuentas con la compañía de un perro, o varios, seguro que ya eres consciente de lo muchísimo que esta relación te aporta a todos los niveles: social, mental, emocional, salud... 

Compártelo con tus amigos

Por si acaso alguno de los beneficios de compartir la vida con estos maravillosos seres se te ha pasado desapercibido, ¡te los recordamos! 

 

Fórmate con los mejores profesiones veterinarios

Contribuye a mejorar el estado físico. 

 

No está muy claro si somos nosotros los que sacamos a pasear a nuestro perro, o es él el que nos saca a nosotros. Párate a pensar, si no tuvieras perro, ¿saldrías a andar? ¿irías al parque? ¿harías  rutas por la montaña? Seguramente tu respuesta sea no, o al menos no lo harías con la misma frecuencia que teniendo perro. 

 

Por ello, nuestros canes son los mejores entrenadores personales que podemos tener, todos los días se aseguran de que movamos nuestro cuerpo, ¡es mejor que ir al gimnasio!

 

Los perros son grandes relaciones públicas. 

 

Si quieres hacer nuevos amigos, o al menos conocidos, tu perro te abrirá las puertas para ello. En sus salidas jugará con algún que otro perro, y es inevitable que los humanos también entablen conversación mientras sus canes disfrutan de su rato de ocio. 

 

Y no solo eso, hay personas (como nosotros) que no pueden evitar ir saludando a los perritos por la calle, y si eres amable con ellos, la conversación con sus cuidadores está asegurada. 

 

Refuerza el sistema inmune y disminuye las alergias.

 

En la actualidad, está presente la lucha activa contra los gérmenes: utilizamos un montón de desinfectantes, jabones, productos de limpieza, queremos que no haya ningún patógeno alrededor, y ello no es que beneficie a nuestro sistema inmune, si no que nosotros mismos provocamos que se debilite. 

 

Gracias a los perros, esta situación cambia y son los niños de la casa los más beneficiados. Según múltiples estudios, las personas que crecen junto a perros, tienen menos riesgo de desarrollar alergias o asma a lo largo de su vida, y su sistema inmune se encuentra reforzado desde temprana edad. 

 

En estos tiempos de tanto estrés, ayuda a disminuirlo. 

 

Son muchos los estudios que concluyen que los perros nos hacen estar menos estresados. Acariciar a tu perro, jugar con él, notar su cariño, disfrutar de cada rato juntos,... puede reducir tu nivel de estrés y ansiedad diariamente. ¿Y esto a qué se debe? Quizás te suene el cortisol, una hormona directamente relacionada con el estrés, y que gracias a nuestro perro su valor disminuye favoreciendo así nuestro bienestar.

 

En ciertas empresas son conscientes de ello y permiten que sus empleados acudan a su puesto de trabajo con su mejor amigo perruno, cuéntanos, ¿tú eres uno de los afortunados por esta acertada medida? 

 

Disminuye el riesgo de enfermedad cardiovascular. 

 

El contacto físico con nuestro perro ayuda a reducir el estrés y a disminuir la frecuencia cardiaca y la presión arterial, así que ya sabes, nada de tener prisa cuando estás con tu compañero perruno. Mejor dedícale y dedícate todo el tiempo necesario para acariciarle, jugar con él, relajarte en el sofá disfrutando de su compañía, etc. 

 

El primer amigo para los más pequeños de la casa. 

 

Los niños suelen tener un vínculo muy fuerte con los animales, y más cuando se crían juntos. Un perro no solo les beneficia con su amor, cariño o compañía, si no que desde pequeños les muestra la empatía y la responsabilidad necesarias para cuidar de otro ser vivo. Un niño que crece junto a animales, será un adulto mucho más responsable, empático y seguro de sí mismo, siendo éstas unas grandes cualidades para su desarrollo personal.

 

 

Nos ayudan a expresar emociones. 

 

No todas las personas tienen la misma capacidad para expresar lo que sienten, incluso en ciertos casos, la relación con otras personas se ve dañada por ciertas experiencias vividas, y el hecho de entablar conversación, relacionarse, expresar sus emociones, o compartir vivencias, se hace difícil. 

 

En cambio, los perros lo ponen más fácil. Ellos están siempre ahí, no juzgan, no tienen nada que recriminar ni opinar, no pueden hacernos daño, así que son un gran apoyo para muchas personas con disminución de sus habilidades comunicativas. 

 

¡Seguro que tú también has contado algún que otro pequeño secreto a tu perro! 

 

Te aporta seguridad y reduce la soledad. 

 

En la sociedad existe un gran porcentaje de población que vive sola, siendo sobre todo personas de edad avanzada. Para estas personas, compartir la vida con un perro les aporta seguridad, se sienten protegidos, y disminuye su sensación de soledad, aliviando también los síntomas de depresión. Un perro te obliga a salir a la calle, a relacionarte, a estar motivado, a ser responsable,... en definitiva, a tener la mente ocupada y el cuerpo activo, siendo una terapia maravillosa para combatir la soledad.  

 

Como ves, son muchos los beneficios que nos aporta la relación humano-perro, ¡seguro que muchos más de los que habías pensado! 

 

Por eso, nuestros perros son muy importantes para nosotros, nos regalan todo lo que tienen cada día, ¡y sin ellos saberlo! y es nuestra misión agradecérselo, protegerles, cuidarles y respetarles como otro miembro más de la familia que son. 

 

AUXILIARES TÉCNICOS VETERINARIOS FORMADOS CON VETFORMACIÓN, NUESTROS EX-ALUMNOS COMPARTEN SU EXPERIENCIA:


Fuente: VETFORMACIÓN

¿Te ha parecido interesante esta noticia?

Cuéntaselo a tus amigos