Cargando...

UNA FORMA DIFERENTE DE ENSEÑAR A LOS AUXILIARES VETERINARIOS

¿Por qué son tan importantes las uñas de los gatos?

Sigue las últimas novedades con VETFORMACIÓN
  • ¿Por qué son tan importantes las uñas de los gatos?

Si pensamos en una característica identificativa de los gatos, y felinos en general, seguro que nos viene a la cabeza sus uñas, las cuales son mucho más importantes de lo que podemos imaginar, y por eso hoy vamos a hablar de ellas en nuestro blog. 

Compártelo con tus amigos

Los felinos son animales cazadores por naturaleza, además del gran sigilo en sus movimientos, sus uñas son imprescindibles para desarrollar este instinto natural. Las uñas de los gatos son finas y curvadas hacia abajo, terminando en forma de pico, y están ancladas a la falange distal de cada dedo. El hecho de que sean retráctiles y puedan mantenerse ocultas, evita su desgaste al caminar y ayuda a que el desplazamiento del gato sea tan silencioso. El gato exterioriza sus uñas en momentos en que necesite agarrar objetos o presas, defenderse, trepar, o en cualquier situación en que él lo crea conveniente. 

 

Fórmate con los mejores profesiones veterinarios

Cuando decidimos compartir nuestra vida y hogar con un gato, debemos conocer primero sus características y necesidades como especie, y entre ellas está utilizar sus uñas, ya que es parte fundamental de su comportamiento natural. Las uñas son necesarias para varias actividades, entre las que se encuentran mantener el equilibrio cuando andan, corren y trepan, desarrollar el normal comportamiento de gato, les ayuda a realizar sus estiramientos y tonificar sus músculos, les permite trepar por árboles o su rascador, son parte fundamental del juego, gracias a ellas atrapan presas y agarran objetos, se rascan si tienen picor, y son su principal arma de defensa. 

 

Además, entre los hábitos más saludables del gato está el rascar superficies, no solo con el fin de mantener sus uñas afiladas y desprenderse de las capas de uña que van siendo viejas, sino que es una forma de liberar estrés y es fundamental para el marcaje. Entre las almohadillas de las patas hay unas glándulas gracias a las cuales cuando el gato araña superficies, va dejando su olor y feromonas, y de esta forma delimita su territorio. Por ello, es muy importante tener un rascador alto y fuerte en casa, que sustituya al lugar donde realizarían este comportamiento en la naturaleza, un árbol. Además, hay que poner atención al sitio donde lo colocamos, ya que si se encuentra en una habitación en la que no hacemos apenas vida, el gato no lo usará, y por ello puede empezar a arañar otros objetos de casa, como el sofá o los muebles. 

 

Otro motivo para tener un rascador alto y robusto es el hecho de que en ese ritual de rascado, también estiran su cuerpo y tonifican sus músculos. La tensión entre las uñas clavadas en una superficie y los músculos de la parte superior del cuerpo ayuda a que dicha musculatura se estimule. Si el rascador es demasiado pequeño, no podrá darle la utilidad que necesita e irá a otro lugar donde sí pueda. 

 

Para algunas personas, el hábito de rascado sigue sin ser bien aceptado ni entendido, y aún hay quien pregunta a su veterinario por la posibilidad de quitar las uñas a su gato, práctica conocida como desungulación. Esta práctica debe ser totalmente rechazada por consistir en la amputación de la tercera falange de los dedos del gato, no solo se elimina la uña, sino también hueso, tendón y ligamento, siendo tremendamente doloroso para el animal. Y no solo es el dolor, sino que perderá por completo su comportamiento natural al no poder realizar todas las actividades que hemos ido comentando en el artículo. Los gatos desungulados cambian el carácter: se vuelven desconfiados, están tristes, siempre tienen dolor, incluso pueden desarrollar conductas de agresividad. Y quién no estaría así si de repente le quitaran todas las terceras falanges de sus dedos, ¿verdad? 

 

Por eso, esta cirugía está totalmente desaconsejada, y nosotros como amantes de los animales debemos expandir el mensaje para que la gente sepa lo que realmente significa “quitar las uñas a los gatos” y nunca más un gato tenga que pasar por una intervención de este tipo. 

 

AUXILIARES TÉCNICOS VETERINARIOS FORMADOS CON VETFORMACIÓN, NUESTROS EX-ALUMNOS COMPARTEN SU EXPERIENCIA:

 

En cuanto al cuidado de las uñas del gato, no tenemos por qué intervenir. Él solito se encarga de afilarlas y mantenerlas cuidadas, pero si quisiéramos recortarlas, solo sería necesario cortar la punta, y con tijeras especiales. Si nunca lo hemos hecho, ni visto hacer, lo mejor es que de esta tarea se encargue el veterinario. 

 

Después de leer todo, ¿te imaginabas que las afiladas uñas de los gatos eran tan importantes para ellos?


Fuente: VETFORMACIÓN

¿Te ha parecido interesante esta noticia?

Cuéntaselo a tus amigos