Cargando...

UNA FORMA DIFERENTE DE ENSEÑAR A LOS AUXILIARES VETERINARIOS

8 señales de que tu animal te ama

Sigue las últimas novedades con VETFORMACIÓN
  • 8 señales de que tu animal te ama

Cuando vivimos con animales sabemos lo muchísimo que se les quiere, y les demostramos nuestro afecto de mil maneras. Pero, ¿cómo sabemos que ellos también nos quieren? 

Compártelo con tus amigos

Cuando vivimos con animales sabemos lo muchísimo que se les quiere, nos preocupamos por su bienestar, por tener siempre cubiertas sus necesidades, nos encanta pasar tiempo con ellos y les demostramos nuestro afecto de mil maneras. Pero, ¿cómo sabemos que ellos también nos quieren? 

 

Si tienes un compañero de vida perruno o gatuno y quieres saber si te quiere (que seguro que sí), no esperes más y sigue leyendo a ver cuántas de estas señales cumple tu mejor amigo.

 

1. Cuando llegas a casa, te recibe con una “fiesta”. 

 

Da igual el tiempo que lleves fuera de casa, aunque solo hayas bajado a comprar el pan, cuando vuelvas, el recibimiento será como si llevara años sin verte. Los gatos también nos reciben y se alegran de vernos, pero son los perros los que suelen volverse “locos” con nuestro regreso. Están detrás de la puerta esperando, saltan, lloriquean, mueven el rabito, nos quieren dar algún que otro lametón,... si tienes perro, seguro que te lo estás imaginando, ¿verdad? ¡Así da gusto volver a casa!

 

 

Fórmate con los mejores profesiones veterinarios

2. Te persigue allá donde vas, no quiere separarse de ti ni un segundo. 

 

Es habitual que perros y ciertos gatos sigan a su humano allá donde vaya, da igual si necesitas ir al baño y quieres un poco de intimidad, o trabajas en casa y estás en una videoconferencia, o quieres cambiar las sábanas de la cama, cualquier momento es perfecto para estar contigo, así que… ¡olvídate de la intimidad!

 

Eso sí, aunque siempre estén con nosotros, también es importante que sepan gestionar los momentos en que están solos, de no ser así, podrán desarrollar comportamientos de ansiedad cuando no estamos con ellos, y es una situación muy grave para su bienestar y equilibrio. 

 

3. Te ofrece sus juguetes favoritos y te reta a jugar con él. 

 

Los  juguetes son las posesiones más preciadas de nuestros compañeros. Si tu perro se acerca a ti con su juguete favorito en la boca, te pone ojitos y mueve locamente el rabito es señal de que te quiere, ¡y mucho! A veces, es solo un regalito, pero otras nos retan a jugar con ellos, así que nosotros debemos corresponderles y disfrutar con ellos de un rato divertido de juego. 

 

Los gatos también ofrecen sus juguetes como gesto de afecto, incluso si tienen acceso al exterior, pueden cazar una lagartija, una hoja seca, un pajarito, y llevártelo a casa como expresión de máximo amor. A nosotros como personas no nos gusta nada que otros pequeños animales sean cazados y si nuestros gatos nos traen estos trofeos a casa, nos escandaliza un poco, pero para nuestros gatos significa mucho, sobre todo, si la presa está viva, así que… les tenemos que dar las gracias por querernos tanto, aunque su forma de demostrarlo sea con esos “regalos” tan peculiares. 

 

4. Le encanta dormir junto a ti. 

 

La manada se protege estando unida, y no hay momento en que seamos más vulnerables que cuando dormimos. Seguro que a tu perro o gato le encanta acurrucarse contigo, al estar junto a nosotros nos protegen, nos cuidan, nos dan calor, y ¡a nosotros nos encanta! Somos familia, y como tal, nos queremos y cuidamos los unos a los otros. 

 

5. Maulliditos, ronroneos y masajes amorosos. 

 

Los gatos tienen muchas formas de demostrarnos amor. El ronroneo es ese sonido que hacen cuando les acariciamos, se acurrucan con nosotros, y que a todos nos relaja y nos hace sentir bien. Para ellos también es así, es una forma de demostrar lo bien que se sienten. No es la única manera, cuando hacen el movimiento con sus manitas como si estuvieran amasando, también es para ellos algo relajante y que les recuerda a cuando eran bebés y estaban con su madre. Ahora somos nosotros sus mamás y papás, y que nos amasen, significa que nos quieren mucho. 

 

No se nos puede olvidar comentar la forma en que los gatos nos hablan, cada gato tiene un tono de voz y emite maullidos diferentes dependiendo de su humano, cuanto más agudos y cortos sean los maullidos, más contento estará, así que si tu gatito es muy hablador contigo, ya sabes lo que está intentando decirte. 

 

6. Te llena de lametones. 

 

Los perros y gatos tienen su forma peculiar de darnos besitos, y es mediante el lamido. Los gatos son más delicados y sus lamidos son más tranquilos (aunque a veces dolorosos por las papilas duras de su lengua), pero los perros suelen emocionarse cuando nos llenan de lametones y hasta a veces podemos terminar en el suelo, ¿verdad? 

 

Familia dando amor a su gato

 

7. Deja que le abraces y beses en exceso. 

 

El contacto con nuestros animales nos encanta, estaríamos todo el día acariciándoles, cogiéndoles en brazos, abrazándoles, besándoles,... y eso no siempre les gusta, pero nos quieren tanto que nos permiten todo, incluso ser demasiado pesados con ellos.

 

Pero no olvidemos, que a pesar de que nos encante demostrarles nuestro cariño de esta manera tan efusiva, debemos tener en cuenta su lenguaje físico para saber si le gusta o no, e incluso aceptar que hay perros y gatos a los que no le gusta tanto el contacto. No hay mayor muestra de amor por nuestra parte que entenderle y respetarle. 

 

8. Te busca y reconforta cuando estás triste, estresado, o simplemente no has tenido un buen día. 

 

No todos los días nos sentimos alegres y eso nuestros animales lo sienten. Cuando tenemos uno de esos días, nuestro perro o gato nos busca aún más de lo normal, quiere estar pegado a nosotros, apoya su cabeza en nuestras piernas, nuestro pecho, se nos sube encima. Quieren alegranos, consolarnos, reconfortarnos, nos quieren tanto que no quieren vernos tristes ni mal, así que esos momentos son para estar tranquilos y disfrutar ambos de la compañía del otro. 

 

Ahora ya solo os queda estar muy atentos a las señales de vuestros animales, esos pequeños detalles marcan la diferencia en el vínculo emocional que se genera entre nuestro compañero y nosotros. Y, como no, nunca olvides recompensarle al menos con el mismo amor que nos regalan ellos cada día.

 

AUXILIARES TÉCNICOS VETERINARIOS FORMADOS CON VETFORMACIÓN, NUESTROS EX-ALUMNOS COMPARTEN SU EXPERIENCIA:


Fuente: VETFORMACIÓN

¿Te ha parecido interesante esta noticia?

Cuéntaselo a tus amigos