Cargando...

UNA FORMA DIFERENTE DE ENSEÑAR A LOS AUXILIARES VETERINARIOS

AUXILIAR TECNICO VETERINARIO

El chocolate está delicioso, pero ¡atención! Es muy peligroso para perros y gatos. ¿Por qué?

Sigue las últimas novedades con VETFORMACIÓN
¿Te gustaría trabajar por el bienestar de los animales? Descubre tu futuro.
He leido y acepto la Política de privacidad
  • El chocolate está delicioso, pero ¡atención! Es muy peligroso para perros y gatos. ¿Por qué?

Si te gusta el chocolate, seguro que te acompaña a menudo, y es que para los más chocolateros es difícil resistirse, ¿verdad?

Compártelo con tus amigos

Estamos ya en época navideña, y con ella aumenta el consumo de los dulces típicos de estas fechas: turrones, polvorones, mantecados, bombones, roscones,... y todos tienen sus versiones chocolateadas, ¡cómo no! Un descuido podemos tenerlo cualquiera, y que en unos segundos nuestro amigo perruno haga desaparecer esa bandeja de dulces tan chula que habíamos dejado preparada. Si tienes un perro comilón, seguro que alguna vez has tenido algún percance con algo de comida, incluso has podido llegar a casa y que el cubo de la basura haya explotado por arte de magia. Es un comportamiento natural de los perros, el único problema es que no toda la comida que podemos tener en casa es adecuada para ellos, por lo tanto, debemos extremar la precaución ante alimentos potencialmente tóxicos o perjudiciales.

 

En esta ocasión, vamos a hacer un repaso sobre el chocolate, ¿por qué crees que es peligroso para nuestros animales? ¡Os lo contamos! 

 

¿Por qué es tóxico el chocolate para perros y gatos?

 

El origen de la toxicidad del chocolate para nuestros animales es muy curioso, ya que la misma sustancia que lo hace tan irresistible para nosotros, es la que causa intoxicación en ellos. 

 

El nombre científico del árbol del cacao es Theobroma cacao, que proviene de “theo” (dios) y “broma” (alimento), y es que se consideraba un alimento divino, enviado por los dioses, de ahí que en culturas como la maya o la azteca se le venerase, y realizasen rituales alrededor de esta planta. Así, no es raro que el compuesto clave presente en el chocolate, y del que vamos a hablar a continuación, se llame teobromina. 

 

La teobromina es un metabolito perteneciente a la familia de las metilxantinas, que son sustancias estimulantes del sistema nervioso central. Dentro de esta familia también se encuentra la cafeína, presente en el café, o la teofilina, presente en el té. 

 

En las personas, los efectos beneficiosos del cacao en nuestra salud son consecuencia de la presencia de teobromina: reducción de la presión arterial, diurético, broncodilatador, antidepresivo, mejora de la concentración, cierta capacidad antiinflamatoria,... Eso sí, las personas también podemos sufrir intoxicación por chocolate, siendo extremadamente rara, ya que tendría que ingerirse una cantidad muy elevada para ello. En personas sensibles a la teobromina, sí es posible que produzca dolor de cabeza o inapetencia, incluso puede producir reacciones alérgicas. En el caso de los animales, el metabolismo de la teobromina es muy lento, por lo que tras su ingesta permanece durante mucho tiempo en su organismo, desencadenando la toxicidad. 

 

¿Cuánto chocolate es necesario para causar daño a nuestro perro o gato?

 

La toxicidad del chocolate va a depender de la cantidad de chocolate ingerido, su pureza, y el tamaño del animal. Animales pequeños tienen mayor riesgo de sufrir una intoxicación, y cuánto mayor es la pureza del chocolate que ingieren, más grave será el cuadro clínico. 

 

Si nos gusta consumir chocolate negro, de pureza superior al 85%, debemos saber que es potencialmente tóxico para nuestros animales, mientras que si nuestro chocolate favorito es el blanco, que no lleva cacao, no producirá intoxicación a nuestros animales si lo consumen. Eso sí, debido a la elevada cantidad de grasa y azúcar que contiene este chocolate, ¡es igualmente desaconsejable para perros y gatos!

 

Para que te hagas una idea, se estima que el chocolate negro contiene aproximadamente unos 450 mg de teobromina en 30 gramos, siendo letal en el 50% de los animales, en dosis de 300 mg/kg (perros) y 200 mg/kg (gatos). Si queremos pensarlo de forma más visual, por ejemplo, con una tableta de chocolate que tengamos en casa, se estima que en perros la dosis letal es de 6 a 17 gramos de chocolate negro por cada kilogramo de peso del animal. Así, una tableta de 170 gramos de chocolate negro 99% puede suponer el fallecimiento de un perro de 10 kilos si no se actúa rápidamente. 

 

Si quieres conocer cuánta cantidad de tu chocolate favorito puede resultar tóxica para tu perro o gato, puedes saberlo gracias a esta calculadora.

 

Síntomas de la intoxicación por chocolate

 

Como suele ocurrir con cualquier compuesto, los síntomas variarán según la dosis ingerida. Así, podemos observar vómitos, náuseas y diarrea en los casos más leves, o que el cuadro pueda complicarse. Al ser la teobromina un estimulante del sistema nervioso central puede haber hiperactividad, temblores musculares, convulsiones, y además hay que destacar su efecto a nivel cardiaco produciendo un aumento de la frecuencia cardiaca, aumento de la presión arterial, arritmias, incluso paro cardíaco, coma o muerte en los casos más graves. 

 

¡Es una urgencia veterinaria!

 

Si nuestro amigo ha ingerido chocolate, no debemos esperar a que se desarrolle sintomatología, y más si no tenemos claro cuánta cantidad ha comido. Lo mejor es acudir lo antes posible a la clínica u hospital veterinario más cercano para asegurarnos de que nuestro perro o gato recibe el tratamiento correspondiente. 

Probablemente sea necesario inducir el vómito, o administrar carbón activo para evitar la absorción del tóxico, y según el caso, mantener al animal hospitalizado con fluidoterapia intensiva, para así acelerar y controlar la detoxificación, además de poder observar la progresión de sus signos clínicos. 

 

La mejor prevención es, sin duda, mantener fuera del alcance de los animales cualquier alimento que contenga chocolate, y más aún si se encuentra en una alta proporción. Cuando se trata de cacao, mejor ser un poco egoístas y no compartir nada de nada con nuestros compañeros animales. 

 

Cuéntanos, ¿sabías que el chocolate podía ser tóxico para perros y gatos? ¿Has tenido algún incidente con alguna tableta de chocolate, u otro alimento que lo contenga? ¡Esperamos que estas fiestas no tengáis ningún susto!


Fuente: VETFORMACIÓN

¿Te ha parecido interesante esta noticia?

Cuéntaselo a tus amigos