Cargando...

UNA FORMA DIFERENTE DE ENSEÑAR A LOS AUXILIARES VETERINARIOS

AUXILIAR TECNICO VETERINARIO

El ciclo estral de la perra, ¿qué sabes sobre él?

Sigue las últimas novedades con VETFORMACIÓN
¿Te gustaría trabajar por el bienestar de los animales? Descubre tu futuro.
He leido y acepto la Política de privacidad
  • El ciclo estral de la perra, ¿qué sabes sobre él?

Conocer el ciclo reproductivo de la especie canina resulta importante para todos los que compartimos la vida con un perro, especialmente si es una hembra. 

Compártelo con tus amigos

Fórmate con los mejores profesiones veterinarios

Sabemos perfectamente lo que supone que una perra esté en celo, pero identificar sus diferentes fases y características no es tan fácil. Ya que ésta es una información muy valiosa que queremos que esté a vuestro alcance, hemos preparado esta artículo para vosotros. ¡No dejéis de leer! 

 

¿Cuándo comienza el ciclo reproductivo?

 

Las perras tienen su primer ciclo estral o reproductivo cuando llegan a la pubertad. En promedio, la pubertad (o madurez sexual) se alcanza en torno a los 7-9 meses, pero esto puede variar según la raza y tamaño. Las razas más pequeñas tienden a tener su primer ciclo estral a una edad más temprana, como a los 5 o 6 meses, mientras que las razas grandes y gigantes pueden no entrar en celo por primera vez hasta que alcanzan los 18 meses o dos años de edad. Podemos hablar a nivel general de la existencia de 2 celos al año, pero como decimos, el intervalo entre celos varía según el animal. 

 

La perra es una hembra monoéstrica no estacional, lo que quiere decir que presenta un único ciclo sexual por época de celo, en el cual no influye la estación del año en la que nos encontremos. 

 

Las gatas en cambio son poliéstricas estacionales, por lo que pueden entrar varias veces en celo en un mismo período reproductivo, que se concentra en los meses de primavera y verano, al necesitar al menos 12 horas de luz para la reproducción. Por este motivo, cuando llega el buen tiempo aumentan las camadas de gatitos en la calle, y en cambio durante el invierno no hay nacimientos. 

 

Fases del ciclo estral. 

 

El ciclo reproductivo de las perras pasa por 4 fases, diferentes entre sí a nivel fisiológico, hormonal, citológico y de comportamiento. 

 

1. Proestro

 

Esta etapa es la que solemos detectar más fácilmente. La duración media de esta fase es de 9 días, pero varía entre 3 y 27 días. Los machos se sienten atraídos por la hembra, pero ella rechaza la monta. Aumentan las micciones, con las que la hembra va esparciendo feromonas, y está más inquieta, incluso puede tener menos apetito. La vulva aumenta su tamaño, y puede haber descarga sanguinolenta. 

 

Esta descarga no tiene nada que ver con la menstruación humana, aunque es muy habitual entre propietarios escuchar “a mi perra le ha venido la regla”, pero son procesos totalmente diferentes. La menstruación humana acontece después de la ovulación y preparación de la pared uterina para albergar un nuevo ser. Si la gestación no se produce, el endometrio que se había preparado para recibir al óvulo fecundado se expulsa a través de la vagina, y eso es lo que conocemos como menstruación. En cambio, en la perra esa descarga sanguinolenta se produce por extravasación de sangre de la mucosa uterina y vaginal por un aumento de los estrógenos, de ahí que se le conozca como sangrado estrogénico. En este segundo caso, aún no ha habido ovulación. 

 

2. Estro

 

En esta fase la hembra sí está receptiva al macho, y es en la que se produce la monta.. Igualmente, su duración media es de 9 días, pero puede haber variaciones de entre 4 a 24 días. Disminuye la edematización de la vulva, hay cambios en la descarga vaginal, habiendo perras que conservan la secreción rojiza durante unos días y otras en las que se va coagulando la secreción haciéndose negruzca y reduciendo la cantidad. La mucosa vulvar no está tan roja, pero sigue brillante. Durante la fase de estro se produce la ovulación, que viene determinada por el pico de la hormona LH (hormona luteinizante). 

 

3. Diestro

 

Cuando llega el diestro, la hembra deja de ser receptiva al macho. Dura unos 2 o 3 meses. En esta etapa es en la que se desarrollaría la gestación, en caso de que la hembra haya sido montada. En algunas perras, puede producirse lo que conocemos como pseudogestación o embarazo psicológico: la hembra no está embarazada pero presenta sintomatología similar. 

La vulva recupera su estado normal, y puede haber secreción mucosa en algunas perras. A  nivel hormonal, nos encontraremos con los niveles más altos de progesterona al inicio del diestro, que irán disminuyendo según avanza el ciclo, en cambio los estrógenos están muy bajos, y al ir finalizando el diestro aumentarán. 

 

4. Anestro

 

Esta última fase es el tiempo comprendido entre el diestro y el siguiente proestro. Normalmente tiene una duración de 4 meses, pero dependerá de la raza y tamaño de la perrita. La vulva vuelve a su estado normal, y no hay ningún tipo de descarga vaginal. Si la perra tiene pseudogestación, podemos encontrar secreción mamaria, y tendremos que acudir al veterinario a que nos indique el tratamiento. 

 

Como ves, el celo de las perras implica muchos cambios según las diferentes fases, y a nivel hormonal puede ser un poco complejo. Lo más importante es aprender a detectar la sintomatología y conocer cuándo la hembra está receptiva para evitar los embarazos no deseados, que por desgracia son una de las causas más habituales de abandono de animales. Y por supuesto, si queremos evitar la gestación y las diferentes patologías asociadas al sistema reproductor, la solución más efectiva es la castración. 

 

¿Tu perrita ha tenido celos? ¿Conocías sus diferentes fases? A partir de ahora, ¡obsérvala! 

 

AUXILIARES TÉCNICOS VETERINARIOS FORMADOS CON VETFORMACIÓN, NUESTROS EX-ALUMNOS COMPARTEN SU EXPERIENCIA:


Fuente: VETFORMACIÓN

¿Te ha parecido interesante esta noticia?

Cuéntaselo a tus amigos