Cargando...

UNA FORMA DIFERENTE DE ENSEÑAR A LOS AUXILIARES VETERINARIOS

AUXILIAR TECNICO VETERINARIO

La importancia de la masticación en perros, ¡te contamos sus beneficios!

Sigue las últimas novedades con VETFORMACIÓN
¿Te gustaría trabajar por el bienestar de los animales? Descubre tu futuro.
He leido y acepto la Política de privacidad
  • La importancia de la masticación en perros, ¡te contamos sus beneficios!

A ninguno nos pilla por sorpresa el hecho de que a los perros les gusta morder cosas, ¿verdad? 

Compártelo con tus amigos

Masticar es un comportamiento totalmente normal en perros cachorros, adultos, ¡y también senior! y es una de sus principales maneras de explorar el entorno: olfatean, encuentran cosas que cogen con la boca y si les gusta, las mastican. Los perros son masticadores naturales, por lo que es fundamental permitirles expresar este comportamiento de forma segura y no destructiva y de paso podemos aprovecharnos de los distintos beneficios que aporta, ¡que son varios!

 

Como comentamos, los perros tienen la necesidad de morder, pero debemos controlar esa masticación para que no sea destructiva ni peligrosa. Nada de mandos de la tele, zapatos, cables, objetos que puedan producir cortes o que al tragarlos puedan lastimarles,... Siempre debemos proporcionar masticables aptos para ellos, y bajo nuestra supervisión. 

 

Así, vamos a hablaros de por qué masticar es beneficioso para los perros, y además os vamos a enseñar algunos masticables saludables que podéis ofrecer a vuestros compañeros de vida. Si os interesa, ¡os animamos a seguir leyendo!

 

Beneficios de la masticación

 

Uno de los principales beneficios de la masticación es combatir el estrés y la ansiedad, ya que gracias a ella se liberan endorfinas que proporcionan tranquilidad a los perros. Además, masticar les mantiene entretenidos y les divierte, por lo que es una de las maneras más sencillas de evitar el aburrimiento, y tiene un efecto anti frustración. 

 

Como ayuda a la relajación, la masticación es muy útil tras algún paseo en el que nuestro perro haya estado muy nervioso, después de un viaje, o incluso al volver de la clínica veterinaria. 

 

Por otro lado, la masticación ayuda al mantenimiento de una buena salud dental. Así, combate el sarro, estimula las encías y la musculatura de la zona, mantiene las mandíbulas fuertes,... En definitiva actúa como un cepillo de dientes que hace que la dentadura de nuestro amigo se mantenga sana, libre de sarro y mal olor. 

 

Por último, hay un valor extra que se puede atribuir a la masticación, pero solo en el caso de algunos masticables concretos, y es el beneficio propio del alimento que van a ingerir. Depende del snack que ofrezcamos a nuestro amigo, podremos estar ofreciendo también nutrientes, vitaminas y minerales que son perfectos para complementar su dieta. ¿Te gustaría conocer algunos de ellos? Os compartimos unos poquitos en el siguiente apartado. 

 

Masticables aptos para perros 

 

El mercado de la alimentación animal es tan amplio, que debemos aprender a diferenciar los productos saludables de los que no lo son tanto. Esto también se aplica a los snacks y chuches que encontramos en las tiendas, por lo que os recomendamos que os fijéis bien y evitéis los snacks altamente procesados, que lleven colorantes, azúcares, muchos aditivos, etc. Por suerte, hoy es fácil encontrar masticables naturales que además de encantarles a nuestros amigos perrunos, son saludables y podemos adaptarlos a su tamaño, edad y estado dental:

 

> Orejas de conejo. Es uno de los snacks más fáciles de comer, y está indicado para perros que se inician en la masticación, perros de tamaño pequeño, cachorros, incluso perros mayores o que hayan perdido parte de su dentición. Es un snack blandito y flexible, que les encanta y podemos encontrarlo con o sin pelo. En el caso de los que tienen pelo, nos podemos beneficiar de su aporte en fibra, y de su efecto en la regulación del tracto digestivo, arrastrando todas esas partículas que pueden quedar sin digerir, así que tiene un efecto limpiador del estómago y del intestino. También hay snacks de orejas de otros animales: cabra, oveja, cerdo,... así que hay muchas opciones.

 

Tráquea deshidratada. Además de su efecto beneficioso simplemente por el hecho del entretenimiento, las tráqueas aportan a nuestros amigos perrunos una buena fuente de glucosamina y colágeno. Es un snack ideal para animales en crecimiento, o que tengan ya alguna patología articular o sean tendentes a ello. También es interesante en animales de edad avanzada. En el mercado podemos encontrar tráqueas bovinas, de cordero, de pato,... cada una con un diámetro diferente, así que hay un tamaño adecuado para todos los perros.

 

Caravaca. Este snack está hecho de la piel de la cara del vacuno deshidratada, que simplemente ha sido secada y horneada. A diferencia de los anteriores, este masticable tiene una dureza media-ala, por lo que con él se consigue un tiempo prolongado de masticación. La caravaca huele bastante fuerte, suele tener siempre un poco de carne adherida, y eso hace que se convierta en uno de los snacks favoritos de nuestros perros. 

 

Tripa verde. Aunque a las personas no nos gusta demasiado su olor, para los perros es un snack muy apetecible, y además tiene propiedades beneficiosas para su salud. Al ser una de las partes del estómago de los rumiantes, en concreto el rumen, la fibra vegetal menos descompuesta que pasa por él, deja restos y su consumo proporciona a los perros una fuente natural de probióticos y enzimas digestivas, que ayuda a mejorar el tracto intestinal y a reforzar el sistema inmunitario.

 

Son muchos más los snacks naturales que podemos encontrar, como los cuellos de pollo o de pato, los nervios de toro deshidratados, tendones,... así que podemos aportar variedad a los ratos de masticación de nuestros perros, y además según el tamaño, edad o condiciones concretas de salud de nuestro amigo, elegir el snack más adecuado para él. 

 

Y para terminar, ¡un consejo importante! 


Siempre que nuestros perros están masticando algo, debemos estar presentes y supervisar. Algunos perros están más acostumbrados y mastican despacio, otros tienen tendencia a engullir,... así que por si acaso, siempre debemos estar presentes. Perritos más inseguros suelen tener una falta de experiencia en el manejo de la boca, ya que no la utilizan tanto para interaccionar con el entorno que les rodea, así que si es el caso de nuestro perro, debemos estar atentos. Además, es muy importante proporcionar un snack adaptado en dureza, longitud, diámetro, etc a la boca de nuestro amigo. Y cómo no, ¡a sus gustos! 

 

Cuéntanos, ¿sueles fomentar la masticación? ¿Conocías este tipo de snacks naturales? 

 


Fuente: VETFORMACIÓN

¿Te ha parecido interesante esta noticia?

Cuéntaselo a tus amigos