Cargando...

UNA FORMA DIFERENTE DE ENSEÑAR A LOS AUXILIARES VETERINARIOS

AUXILIAR TECNICO VETERINARIO

Los perros y su predisposición racial a enfermedades

Sigue las últimas novedades con VETFORMACIÓN
¿Te gustaría trabajar por el bienestar de los animales? Descubre tu futuro.
He leido y acepto la Política de privacidad
  • Los perros y su predisposición racial a enfermedades

El perro es la especie con mayor diversidad de razas, y por tanto más variabilidad en cuanto a tamaño, peso, aspecto físico, color, etc, entre individuos. Este hecho, también afecta a su salud, existiendo patologías asociadas con más frecuencia a ciertas razas. 

Compártelo con tus amigos

Fórmate con los mejores profesiones veterinarios

Seguro que si piensas en perros con mayor tendencia a otitis, por ejemplo, te vienen a la cabeza algunas razas en concreto, ¿verdad? En este artículo queremos hacer un repaso de enfermedades de nuestros compañeros perrunos asociadas a su raza, ¿quieres descubrirlas junto a nosotros? 

 

Lo primero, ¿por qué existe la predisposición racial a ciertas patologías? 

 

La estandarización de las razas ha supuesto que el número de problemas genéticos hallados en razas caninas aumente de un modo considerable en los últimos años. Para que una raza se mantenga es necesario que se produzca el cruce de individuos con las mismas características físicas, lo que disminuye la variabilidad genética, y por tanto, aumenta las probabilidades de que se hereden también los “defectos”. 

 

¿Quiénes tienen tendencia a los problemas oculares? 

 

Las razas braquicéfalas como el Carlino o Bulldog, o con la cara achatada como el Shih Tzu, presentan ojos protuberantes. Al estar el globo ocular más expuesto, cualquier golpe, roce, o accidente puede dañar más fácilmente el ojo, incluso puede producirse el prolapso del globo. También están más predispuestos a queratoconjuntivitis seca y úlceras corneales. 

 

En el caso de los Caniches, es habitual el glaucoma. Esta afección ocular es grave, y se produce por la acumulación de líquido en el ojo, el cual hace presión y produce dolor, derivando en ceguera si no se trata. 

 

El Shar Pei padece con frecuencia entropion, una alteración anatómica que consiste en el enrollamiento o inversión hacia dentro de los párpados, y que necesita cirugía para resolverse. 

 

¿Y a los problemas en los oídos? 

 

Los perros de orejas largas y colgantes, como el Cocker Spaniel, Beagle o Basset Hound son propensos a sufrir otitis. La morfología de sus orejas, caídas hacia abajo, impide una buena aireación del conducto auditivo, además presentan abundante pelo, mayor número de glándulas sebáceas, mayor producción de cera, y un conducto auditivo más estrecho de lo normal. Todo ello hace que estas razas sean comúnmente conocidas por sus infecciones de oído. 

 

¿Y a problemas respiratorios?

 

De nuevo, las razas braquicéfalas se ven afectadas. Orificios nasales pequeños, paladar blando muy alargado, y tráquea estrecha crean una combinación que en algunos casos dificulta tanto la respiración, que la vida del animal corre peligro. 

 

El Chihuahua y Yorkshire Terrier están predispuestos al colapso traqueal, problema muy común en razas toy o miniatura. En esta patología, el cartílago de la tráquea es muy débil y hace que la tráquea se aplane, produciendo una tos característica y dificultad respiratoria. 

 

¿Y a problemas dermatológicos? 

 

Las dermatitis atópicas e infecciones son frecuentes en el West Highland White Terrier, Bulldog y Labrador, pero cada vez más perros, independientemente de su raza sufren problemas de piel. 

 

La alopecia X afecta con más frecuencia a razas como el Pomerania. Esta enfermedad es hormonal y produce pérdida de pelo, sin que se conozca exactamente aún la patogénesis que conduce a esa alopecia. 

 

¿Y a problemas músculo esqueléticos? 

 

Razas pequeñas como el Yorkshire, Chihuahua o Shih tzu suelen tener luxación de rótula, la cual sale de su lugar y hace que el perro vaya “dando saltitos” con sus extremidades posteriores. 

 

El Pastor Alemán y otros perros de tamaño grande, como el Mastín, suelen padecer displasia de cadera. Es una patología hereditaria que produce mucho dolor, problemas para caminar y artritis. 

 

Los Teckel, Dachshund o perros “salchicha” tienden a sufrir hernias discales debido a su cuerpo alargado. 

 

¿Y a tumores? 

 

Por desgracia, el Bóxer es el perro más predispuesto al desarrollo de tumores, sobre todo linfoma y mastocitoma. Con una detección temprana, pueden tratarse, de ahí la importancia de acudir al veterinario ante la mínima sospecha. 

 

Como ves, son muchas las patologías asociadas a determinadas razas, y ¡aún existen muchas más!... Como la epilepsia en el Beagle, la miocardiopatía dilatada en el Gran Danés, o los problemas urinarios en el Dálmata, pero esta lista anterior puede ser una buena representación de las más comunes. 

 

Si queremos adoptar una determinada raza, siempre debemos informarnos previamente sobre su comportamiento y problemas de salud más frecuentes para que no nos pille por sorpresa. No quiere decir que por ser de determinada raza, el perro siempre vaya a padecer esa patología, pero sí debemos estar informados para que si se desarrolla, evaluemos si realmente vamos a poder hacer frente a todo ello, y de no ser así, no dar el paso de hacernos responsables del animal. 

 

¿Qué más enfermedades de predisposición racial conoces? ¡Cuéntanos! 

 

AUXILIARES TÉCNICOS VETERINARIOS FORMADOS CON VETFORMACIÓN, NUESTROS EX-ALUMNOS COMPARTEN SU EXPERIENCIA:


Fuente: VETFORMACIÓN

¿Te ha parecido interesante esta noticia?

Cuéntaselo a tus amigos