Cargando...

UNA FORMA DIFERENTE DE ENSEÑAR A LOS AUXILIARES VETERINARIOS

AUXILIAR TECNICO VETERINARIO

San Valentín: 8 parejas del reino animal que permanecen juntas para siempre

Sigue las últimas novedades con VETFORMACIÓN
¿Te gustaría trabajar por el bienestar de los animales? Descubre tu futuro.
He leido y acepto la Política de privacidad
  • San Valentín: 8 parejas del reino animal que permanecen juntas para siempre

Estamos en la semana en que se celebra San Valentín, día de los enamorados, y queremos dedicar el artículo de hoy a hablar de los amores más duraderos del mundo animal.

Compártelo con tus amigos

Tanto en nosotros los humanos, como en los animales, existen amores que son eternos, que perduran durante toda nuestra vida, y que realmente son una gran historia romántica digna de ser mencionada. Así, son varias las especies animales en las que una vez unen sus caminos, lo hacen para siempre, siendo las aves las que más practican la monogamia en general. 

 

¿Quieres saber cuáles son algunas de estas parejas tan románticas y fieles? ¡No te lo pierdas! 

 

Los cisnes

 

Los cisnes viven en pareja, y son fieles a su compañero y al territorio. Durante el cortejo, realizan un baile característico en el agua, en el que mueven su cuello de manera elegante, incluso durante este baile muchas veces se puede apreciar una forma de corazón dibujada por ambos cuellos, ¿te suena haberlo visto? El cisne macho es muy posesivo con su territorio, y no dejará que nadie se acerque al lugar donde están anidando, y ayudará a la hembra durante la crianza de los polluelos. 

 

Los lobos

 

Todos sabemos que los lobos viven en manadas, compuestas por un macho, una hembra y sus crías. Los lobos son fieles a su pareja, normalmente tienen una camada al año y forman núcleos familiares para cuidar a sus pequeños, defendiéndolos de cualquier intruso que se acerque a los alrededores de su territorio. 

 

Los pingüinos

 

Aunque los pingüinos viven en grupos sociales de muchísimos individuos, solo tienen una pareja y ambos participarán en la crianza de su descendencia. Para asegurar que sus polluelos sobreviven, ambos progenitores se turnan para protegerlos, de tal manera que cuando uno de ellos va al mar a buscar alimento, el otro se queda incubando el huevo o cuidando del polluelo, y al revés, van continuamente turnándose, y lo que es más increíble: una vez vuelven de cazar, son capaces de encontrarse y reconocerse entre los miles y miles de individuos que forman el grupo.  

 

Los castores

 

Los castores tienen la misma pareja para toda la vida, pero si uno de los dos muere, el otro buscará un nuevo compañero con el que reproducirse. La vida en pareja para ellos es fundamental, ya que es la manera de asegurar que se mantienen en buen estado las madrigueras, gracias al trabajo contínuo de ambos, y por tanto que su descendencia estará bien protegida y cuidada. 

 

Las tórtolas

 

Este ave destaca por la fidelidad, hasta tal punto que cuando una de las dos tórtolas fallece no vuelven a unirse a otro miembro de la especie. Seguro que has escuchado la expresión “son dos tortolitos” para referirse a alguna pareja de enamorados, ¿verdad? Esta expresión tiene su origen en las tórtolas, las cuales demuestran su cariño mediante caricias con el pico, como buena pareja de enamorados. 

 

Los gibones

 

Estos primates crean vínculos para toda la vida. En la naturaleza, es importante destinar energía y recursos para la reproducción, y sin duda el tener una sola pareja, contribuye a ello. Estos animales pueden proteger mejor su territorio viviendo en pareja y compartiendo recursos, además de que ambos progenitores se dedican al cuidado de las crías por igual. 

 

Las águilas calvas

 

Las águilas permanecen toda la vida junto a la misma pareja. Entre las dos construyen el nido y cuidan de las crías. Un hecho curioso de estas aves es que continuamente van añadiendo nuevos elementos al nido, de tal manera que con el paso de los años, los nidos alcanzan tamaños enormes, lo que puede considerarse como un símbolo de su amor y fidelidad. 

 

Los caballitos de mar

 

No solo mamíferos y aves tienen parejas únicas durante su vida, también los peces, y un ejemplo de ello son los caballitos de mar. Además de tener una sola pareja, hay un hecho muy curioso en la reproducción de este animal y es que es el macho el que incuba los huevos, gracias a una bolsa abdominal. Durante el apareamiento, las hembras depositan en esa bolsa los huevos, para que el macho los fecunde y posteriormente saldrán de él los diminutos caballitos de mar, pareciendo que el macho está dando a luz a las crías. 

 

¿Qué te han parecido estas peculiaridades en cuanto a la formación de parejas y reproducción de estas especies animales? Pero, ¡aún hay muchas más que tienen historias de amor especiales! ¿Conoces alguna otra? ¡Cuéntanos! 

 

AUXILIARES TÉCNICOS VETERINARIOS FORMADOS CON VETFORMACIÓN, NUESTROS EX-ALUMNOS COMPARTEN SU EXPERIENCIA:


Fuente: VETFORMACIÓN

¿Te ha parecido interesante esta noticia?

Cuéntaselo a tus amigos