Cargando...

UNA FORMA DIFERENTE DE ENSEÑAR A LOS AUXILIARES VETERINARIOS

AUXILIAR TECNICO VETERINARIO

Tipos de arena para gatos, ¿cuál elegir?

Sigue las últimas novedades con VETFORMACIÓN
¿Te gustaría trabajar por el bienestar de los animales? Descubre tu futuro.
He leido y acepto la Política de privacidad
  • Tipos de arena para gatos, ¿cuál elegir?

Cuando vivimos con compañeros gatunos, hay cosas que se convierten en un básico dentro de nuestras compras mensuales, y una de ellas es la arena. 

Compártelo con tus amigos

A diferencia de los perros, los gatos orinan y defecan dentro del hogar, en bandejas especialmente diseñadas para ello, que debemos tener siempre llenas con la cantidad correcta de arena, y limpias, para fomentar que nuestros gatos las utilicen. Hoy en día, en el mercado podemos encontrar varios tipos diferentes de arena para gatos, así que vamos a hacer un repaso de ellos y así poder compararlos, ¿cuál elegir? Normalmente dependerá de nuestro gato, ya que suelen tener preferencias en cuanto al tipo de arena y al final compraremos la que veamos que más gusta a nuestro compañero felino, y por otro lado la que se adapte a las necesidades que tengamos: si hay varios gatos en casa y necesitamos una arena de mayor calidad, si alguno es alérgico a algún material,... Con el uso, iremos detectando detalles que nos hagan inclinarnos por una arena u otra. 

 

Así, ¿hacemos un repaso sobre las arenas para gato? ¡No te lo pierdas!

 

Arena de sepiolita, la más básica

 

La primera arena que se comercializó para gatos es la de sepiolita, y es la que podemos encontrar fácilmente en cualquier supermercado. Es la más sencilla y económica, absorbe parte de la orina gracias al mineral sepiolita, pero es una arena de pocos usos. Si solo tenemos un compañero gatuno, y limpiamos el arenero varias veces al día, puede ser suficiente, pero para mucho uso no suele resultar cómoda, ya que huele rápidamente al contacto con orina y heces, y es necesario cambiar toda la arena cada muy poco tiempo, ya que no se limpia fácilmente y siempre quedan restos de las eliminaciones del gato. Suele generar bastante polvo, por lo que puede no ser bien tolerada por los gatos más sensibles. Es una arena que cumple su función, pero que no es para todos los casos. 

 

Arena de bentonita aglomerante

 

La bentonita es otro mineral, es una arcilla muy fina con gran poder absorbente, por lo que en este caso sí apelmaza la orina en forma de bolitas compactas, permitiendo su retirada y limpieza del arenero más fácilmente que el tipo de arena anterior. 

 

En hogares multigato suele ser la más utilizada, por esa capacidad de aglomerar la orina, y así permitir una mejor retirada de los excrementos y poder mantener la arena limpia durante más tiempo. Es más cara, pero su vida útil es más larga, y permite no tener que cambiar toda la arena cada pocos días. En el mercado hay arenas aglomerantes con muchos olores diferentes, pero no a todos los gatos les resulta agradable el que la arena tenga aromas artificiales, así que la preferida por ellos suele ser la más sencilla. Por otro lado, también suele generar bastante polvo, así que debemos estar atentos tras su uso en el caso de animales con alergias o sensibles a nivel respiratorio. 

 

Arena de perlas de sílice o gel de sílice

 

Este tipo no es en realidad arena como tal, sino que es un producto sintético de silicato de sodio, en forma de perlitas, normalmente de color blanco o azulado. Es absorbente, y permite reconocer cuándo cambiarla al virar su color del blanco al amarillo una vez que ha absorbido la orina, no suele tener olor, no origina polvo y aguanta bastante tiempo hasta que tenemos que cambiar todo el contenido del arenero. El problema en su uso suele ser la aceptación del gato, ya que no siempre les gusta al ser sintética, y estar formada por gránulos bastante grandes y duros. Por otro lado, es más cara que las anteriores, pero en hogares con pocos gatos cunde bastante. 

 

Arena ecológica vegetal

 

Este tipo es el más nuevo, y surgió como una alternativa ecológica, biodegradable y que genera menos cantidad de residuos. Estas “arenas” están fabricadas a partir de materias vegetales, como papel reciclado, serrín, madera prensada, o virutas de maíz. Al ser biodegradable, una vez que se desecha tras su uso, sabemos que desaparecerá del medio ambiente, incluso puede ser eliminada por el inodoro. 

 

Cuando los gatos la utilizan, aglomera permitiendo una fácil eliminación de la orina, de tal manera que es higiénica, no genera polvo, no lleva químicos añadidos, y se puede utilizar durante varios días sin tener que cambiar todo el contenido del arenero. Es una arena más cara que las tradicionales, pero puede ser una buena opción a probar para nuestros compañeros gatunos. 

 

Como ves, son varias las opciones que tenemos para ofrecer a nuestros gatos una arena adecuada a sus necesidades y gustos, y dentro de cada uno de estos tipos generales, podemos encontrar muchas marcas y gamas diferentes, así que seguramente irás cambiando entre ellas con el paso del tiempo. Eso sí, sea el tipo que sea, recuerda que la higiene diaria del arenero es un punto muy importante y que influye directamente en su utilización por parte de los gatos. Sobre qué arenero elegir y ciertos consejos al respecto, te recomendamos que eches un vistazo a esta entrada antigua del blog.

 

¿Tienes compañeros felinos? Si es así, ¡cuéntanos cuál es su arena favorita! ¿Has tenido que probar varios tipos hasta llegar al que más le gusta? 

 

AUXILIARES TÉCNICOS VETERINARIOS FORMADOS CON VETFORMACIÓN, NUESTROS EX-ALUMNOS COMPARTEN SU EXPERIENCIA:


Fuente: VETFORMACIÓN

¿Te ha parecido interesante esta noticia?

Cuéntaselo a tus amigos