Cargando...

UNA FORMA DIFERENTE DE ENSEÑAR A LOS AUXILIARES VETERINARIOS

AUXILIAR TECNICO VETERINARIO

Yellow Dog Project: El código de colores que nos permite dar voz a los perros

Sigue las últimas novedades con VETFORMACIÓN
¿Te gustaría trabajar por el bienestar de los animales? Descubre tu futuro.
He leido y acepto la Política de privacidad
  • Yellow Dog Project: El código de colores que nos permite dar voz a los perros

Compártelo con tus amigos

Por ello, nosotros como sus cuidadores nos preocupamos de ayudarles a trabajar ciertas inseguridades o miedos, o evitar situaciones que les resultan negativas y que alteran su bienestar. Pero, ¿qué pasa cuando estamos paseando y nos enfrentamos con el día a día de la ciudad? ¿Qué pasa cuando se acerca corriendo un perro, y nuestro amigo perruno no es sociable con los de su especie? Si tu compañero es amigable, quizás no seas tan consciente de que algunos perros necesitan su espacio, no les gusta que personas u otros perros se acerquen a él, etc, pero si por el contrario tu amigo perruno tiene ciertas peculiaridades que hacen que los paseos puedan complicarse, seguro que sabes bien la importancia de respetar el espacio de nuestros animales. 

 

Por ello, hoy os queremos hablar de un proyecto que se creó hace unos años, y que pretendía ayudar a todos esos animales que necesitan espacio, mediante algo tan simple como llevar un distintivo de color en su correa. Ellos no pueden hablar, pero nosotros sí podemos ayudar a que se comuniquen a distancia, y así avisar a otros cuidadores perrunos de las características de nuestro compañero. 

 

¿Quieres saber en qué consiste este código de colores? ¡No te lo pierdas! 

 

¿Qué es Yellow Dog Project?

 

Este proyecto se creó en 2012, como una organización sin ánimo de lucro que pretendía enseñar a la sociedad cómo saludar de forma segura a perros desconocidos para reducir las malas interacciones. Se convirtió en un proyecto internacional, pero tristemente su actividad se detuvo hace unos años. No obstante, su mensaje sigue al alcance de todos, y aunque en España no es muy conocido, en otros países sí, y los cuidadores de perros que necesitan espacio, lo siguen utilizando. 

 

Para este proyecto, anudar un lazo amarillo en la correa o arnés de un perro, significa que ese animal necesita su espacio, por lo que no debemos acercarnos a tocarle, ni permitir que nuestros perros se acerquen a él. Puede necesitar espacio por cualquier motivo: un problema de salud, una intervención quirúrgica reciente, porque es miedoso, es reactivo con otros perros, etc. De esta manera, podemos permitir que el perro disfrute de un paseo sin imprevistos, y así ofrecerle un ratito verdaderamente placentero para él, ¡y para nosotros! 

 

El código de colores universal y su significado

 

Además de lo que el Yellow Dog Project quería inculcarnos, a nivel universal existe un código de colores gracias al cual podemos conocer la personalidad de los perros, de forma un poco más concreta: un color, un rasgo de personalidad. 

 

El color rojo significa precaución, así que mejor no acercarnos. No todos los perros han podido socializar de la misma manera durante su vida, piensa en los animales que han tenido un pasado de maltrato, que han sido utilizados en peleas de perros, cachorros que han crecido sin su madre ni hermanos, etc. Son muchos los casos en que los perros pueden haber crecido sin socializar con los de su especie o personas, y eso tristemente les genera inseguridad, miedo y en ocasiones pueden reaccionar de manera agresiva. 

 

El color naranja va acompañado del mensaje “perros no”. Sea por el motivo que sea, nuestro amigo prefiere disfrutar de sus paseos sin más compañía perruna, así que debemos evitar acercarnos. 

 

El amarillo es el color de los perros nerviosos, pero también puede llevar el mensaje “adóptame”. El que lleva el mensaje “nervioso”, implica también reacciones poco previsibles e inesperadas. 

 

El verde es el creado para los perros amigables. En este caso, si nuestro perro también es sociable, podremos acercarnos a que se saluden sin problema. 

 

El azul significa que es un perro de servicio, como un perro policía, de apoyo emocional, de una persona invidente, etc, o que está siendo entrenado para algún fin, así que no debe ser molestado. 

 

El blanco quiere avisar de que el perro tiene algún tipo de discapacidad. Un perro ciego o sordo, puede tener una manera diferente de relacionarse al no disponer de todos sus sentidos, puede asustarse con más facilidad si alguien se acerca de repente, etc. 

 

El morado avisa de que el perro no debe ser alimentado, sea por el motivo que sea. En este caso, es algo que todos deberíamos hacer siempre, pero no es raro que en alguna reunión perruna en el parque algún humano vaya repartiendo chuches. Esto es importante, ya que si no conocemos al perro, no podemos saber qué tipo de dieta toma, si tiene alguna alergia o intolerancia alimentaria, alguna enfermedad, etc, así que esa chuche puede ser perjudicial para su salud. 

 

Para que nos resulte más fácil encontrar correas, collares o arneses de los diferentes colores utilizados en el código, existen empresas como “Friendly Dog Collars” que, además de haber creado accesorios perrunos coloridos, ha escrito un mensaje en ellos: “amigable”, “nervioso”, “precaución”, etc. Su fin es que, de lejos, otras personas puedan conocer la personalidad de nuestro perro, y actuar en consecuencia. 

 

¿Qué te ha parecido este código de colores? ¿Lo conocías? Queramos utilizarlo o no, sí es importante que seamos conscientes de que algunos perros pueden tener ciertos traumas, miedos, enfermedades, etc, que les impiden relacionarse con otros perros o personas, así que nunca debemos acercarnos a perros que no conozcamos sin antes preguntar a su humano.

 

¿Expandimos entre todos el mensaje de que nuestros compañeros perrunos deben ser respetados durante el paseo? 

 

AUXILIARES TÉCNICOS VETERINARIOS FORMADOS CON VETFORMACIÓN, NUESTROS EX-ALUMNOS COMPARTEN SU EXPERIENCIA:


Fuente: VETFORMACIÓN

¿Te ha parecido interesante esta noticia?

Cuéntaselo a tus amigos