Cargando...

UNA FORMA DIFERENTE DE ENSEÑAR A LOS AUXILIARES VETERINARIOS

AUXILIAR TECNICO VETERINARIO

¿Cómo elegir el mejor arnés para nuestros perros? Os damos algunos consejos

Sigue las últimas novedades con VETFORMACIÓN
¿Te gustaría trabajar por el bienestar de los animales? Descubre tu futuro.
He leido y acepto la Política de privacidad
  • ¿Cómo elegir el mejor arnés para nuestros perros? Os damos algunos consejos

Los accesorios de paseo son básicos en el día a día con nuestros compañeros perrunos, pero ¿sabes que no todos estos accesorios son iguales?

Compártelo con tus amigos

Cada vez hay una mayor conciencia sobre el bienestar y las necesidades de nuestros compañeros animales, por lo que intentamos ofrecerles lo mejor a todos los niveles: alimentación, salud, descanso, juego, paseos, etc, y para ello es esencial formarse e informarse, ¿verdad? Los accesorios de paseo se utilizan a diario, y varias veces en un mismo día, así que una mala elección de ellos puede tener consecuencias negativas para nuestro perro, y además, puede que ni seamos conscientes de ello hasta que con los años desarrollen alguna lesión por su uso continuado. 

 

En una entrada anterior del blog os dimos un poco de información sobre el uso del collar y el arnés, y las diferencias entre ellos. Os comentábamos que los arneses presentan la ventaja de no hacer presión sobre el cuello, pero debemos fijarnos en su forma para que no comprometan el movimiento normal de las extremidades anteriores, se eviten los roces en las axilas, y es mejor optar por aquellos con forma de “Y” viendo al animal de frente y forma de “H” si miramos al perro desde arriba. Es momento de ampliar un poco más la información, ¿te apetece seguir leyendo para aprender a valorar cuál es el mejor arnés para tu amigo? 

 

En primer lugar, ¿qué uso va a tener el arnés?

 

Es algo a lo que quizás no siempre se de importancia, pero sí la tiene, ¡y mucha! Y es que no es lo mismo un arnés que se va a utilizar para andar a diario, que otro que nos aporte mayor sujección durante un viaje en coche, que otro que sea para que un perro de rescate pueda ser elevado o bajado de alguna superficie, por ejemplo. Existen muchísimos modelos en el mercado pero antes de comprarlos debemos saber cuál es su función, y para qué momentos están indicados. 

 

Arneses restrictivos, ¿qué son?

 

Para diferenciar a los arneses en dos grupos, vamos a hablar de los restrictivos y los no restrictivos, refiriéndonos a la restricción del movimiento normal de la articulación del hombro. 

 

Muchos de los arneses actuales cuentan con una tira que cruza por delante del pecho, de hombro a hombro, lo que impide que cuando el perro camina o corre, la articulación del hombro, y por tanto la del codo, puedan realizar su movimiento natural en toda su amplitud. Este tipo de arneses son los restrictivos, y están diseñados para retener y mantener al perro quieto durante momentos puntuales, pero no son arneses diseñados para que el perro esté en contínuo movimiento. Algunos ejemplos de este tipo son los arneses anti tirones, que actualmente se utilizan como una herramienta diaria para que los perros no tiren tanto durante el paseo, pero ¿sabemos cómo funcionan? Estos arneses tienen una anilla en la zona central del pecho para enganchar la correa, de tal manera que cuando la persona tira de la correa, el perro se mueve lateralmente, desestabilizando su marcha. Su uso está indicado durante el tiempo que dure el proceso de aprendizaje concreto, ya que facilitan el paseo en un primer momento, pero después debería cambiarse el arnés a uno no restrictivo. 

 

 

Debido a que cada vez es más frecuente que lleguen a la clínica veterinaria animales con lesiones derivadas del uso inadecuado de las herramientas de paseo, ya sea por collares o arneses, se está estudiando su impacto a nivel físico. Algunas de las consecuencias físicas son dolor cervical, dolor en la musculatura de la espalda o en las extremidades, contracturas,... Además, se debe tener aún más cuidado en perros que estén en crecimiento, ya que pueden provocar lesiones y alterar su correcto desarrollo. 

 

Para el bienestar de tu compañero perruno, mejor utiliza arneses no restrictivos

 

Normalmente, el uso que queremos darle a un arnés es el de permitir que nuestro perro vaya seguro durante el paseo, y que ande y corra todo lo que quiera mientras lo lleve puesto. En este caso, es importante utilizar aquel que permita el libre movimiento de hombro y codo, es decir, que no sea restrictivo en el movimiento. Son muchos los modelos que podemos encontrar, pero os dejamos a continuación una imagen tipo para que podáis haceros una idea. 

 

 

Para perros miedosos, mejor utilizar un arnés especial

 

Es bastante habitual en podencos y galgos adoptados, tener que utilizar un arnés especial debido a los miedos y traumas del pasado de estos perritos. Suelen ser animales que se asustan fácilmente y tienden a la huida, lo que puede hacer que corran el riesgo de perderse o ser atropellados, por lo que si es el caso de nuestro amigo debemos reforzar la seguridad de su accesorio de paseo. Por suerte, cada vez más marcas son conscientes de la necesidad de fabricar este tipo de arneses, y se pueden encontrar fácilmente. 

Os dejamos una imagen para que veáis cómo es este tipo de arnés:

 

 

La diferencia con un arnés normal es que además de la vista en “Y” delantera, y la vista en “H” superior, tiene una doble “H”, cuya función es evitar que el animal pueda salirse del arnés al asustarse, ya que la sujección llega hasta la zona abdominal. 

 

Entonces, ¿cómo diríamos que es el arnés más cómodo para nuestro perro?

 

Sin duda, el arnés debe dejar libre la zona de las escápulas y articulación del hombro, como hemos comentado, permitiendo su movimiento natural. Recuerda que el diseño en “Y” y “H”, con una tira rodeando la parte baja del cuello y otra sobre las costillas, es lo más cómodo, y además favorece el reparto de tensiones de la correa.

 

El arnés debe dejar libre la zona de las axilas, para así evitar el rozamiento, lo que genera heridas e incomodidad.

 

Es preferible que la anilla para enganchar la correa se encuentre en la parte superior del lomo, por detrás de las escápulas, y no en el pecho. 

 

Es importante también que el arnés sea de la talla correcta, y que no le quede grande o pequeño a nuestro amigo. Si quedan zonas sueltas y móviles, además de que el perro puede escaparse, le produce incomodidad. Igualmente si le queda pequeño, puede crear rozaduras y heridas.

 

Es preferible que al poner el arnés, la manipulación sea la mínima posible. Algunos arneses necesitan ser colocados desde abajo, levantando al animal, y les suele resultar incómodo, incluso algunos perritos no toleran ese tipo de manipulación.

 

Por último, debemos fijarnos en el material y procurar que sea resistente, de buena calidad, y confortable. 

 

Para terminar, os dejamos un vídeo en el que se comparan diferentes tipos de arneses y su impacto sobre el movimiento normal del animal. Echadle un vistazo, a ver qué os parece. 

 

 

Cuéntanos, ¿habías pensado anteriormente en la importancia de las herramientas de paseo? ¿Cómo es el arnés de tu perro? ¿Crees que pasea cómodamente? ¡Te animamos a buscar el arnés ideal para él!


Fuente: VETFORMACIÓN

¿Te ha parecido interesante esta noticia?

Cuéntaselo a tus amigos