Cargando...

UNA FORMA DIFERENTE DE ENSEÑAR A LOS AUXILIARES VETERINARIOS

El botiquín animal imprescindible que debemos tener siempre a mano

Sigue las últimas novedades con VETFORMACIÓN
  • El botiquín animal imprescindible que debemos tener siempre a mano

En casa siempre solemos tener básicos para cuando no nos encontramos bien o nos hacemos alguna herida, pero si se trata de nuestros animales, también deberíamos tener preparado un botiquín, ¿no?

Compártelo con tus amigos

Lo habitual es que ante cualquier síntoma de malestar o accidente de nuestro perro, vayamos corriendo al veterinario, pero hay veces que esta visita tiene que esperar un poco, o incluso puede que nos encontremos en mitad del campo o en algún lugar alejado de la ciudad, así que siempre deberíamos tener a mano una serie de recursos básicos para emergencias. 

 

Fórmate con los mejores profesiones veterinarios

Te contamos cuáles son los productos que no pueden faltar nunca en tu casa, y te proponemos tener siempre preparado un botiquín para cuando vais de viaje, que a veces nuestros perretes nos dan algún susto, ¿verdad?

 

Termómetro y antipiréticos. Si notamos a nuestro mejor amigo raro, decaído, sin muchas ganas de moverse, es probable que presente fiebre, así que contar con un termómetro digital nos dará una respuesta rápida al porqué de ese malestar. La temperatura en los animales se mide vía rectal, y la normal está comprendida entre 38 y 39ºC. Para bajar la fiebre podemos administrarle antipiréticos, pero siempre que nuestro veterinario nos haya pautado la dosis previamente, y por supuesto, en cuanto podamos tenemos que hacer una visita a este profesional. 

 

Para realizar una primera cura de heridas, cortes, mordeduras de otros perros, etc no podemos olvidar: 

  • Jabón neutro y agua, para el lavado de la herida. 
  • Desinfectantes como clorhexidina o betadine diluido (se utiliza diluido porque es irritante, en proporción 1 parte de betadine por 3 de agua). 
  • Suero fisiológico. 
  • Gasas estériles, vendas y esparadrapo. 
  • Tijeras. 
  • Pinzas por si tuviera alguna astilla o espiga clavada y que se vea a simple vista.
  • Pomada antibiótica y cicatrizante. 
  • Guantes desechables. Para que al usarlos nosotros, evitemos contaminar más la herida durante su manipulación. 

 

Para disminuir la inflamación o el dolor, podemos hacer igual que con los antipiréticos: que previamente nuestro veterinario nos proporcione los fármacos a las dosis necesarias para nuestro animal, así podremos tenerlos a disposición para estos casos de urgencia. Nunca debemos ser nosotros mismos los que administremos medicamentos a los animales sin haber sido recetados por un veterinario, ya que fármacos comunes en las casas como el ibuprofeno o el paracetamol, son muy tóxicos para perros y gatos, llegando a ser su ingesta incluso mortal. 

 

Otros productos que no son de emergencia, pero que siempre debemos tener son: 

  • Pinzas para quitar garrapatas, siempre observando que no dejamos la cabeza de la garrapata adherida a la piel. 
  • Pipetas antiparasitarias. Aunque creamos que fuera de verano hay menor riesgo de infestación por parásitos, la protección sigue siendo igual de importante, así que no olvides aplicar este tipo de productos. 
  • Cortauñas y hemostático en polvo. El hemostático sirve para cortar la pequeña hemorragia que se produce cuando nos pasamos un poco cortando las uñas. 
  • Alcohol para desinfectar utensilios y superficies. ¡Nunca para echar sobre las heridas abiertas!
  • Protectores de almohadillas, como la vaselina. 
  • Jeringas y agujas estériles. 
  • Algodón. 
  • Bozal y collar isabelino. Sobre todo para que el perro no pueda acceder a las heridas, evitando el lamido o que se intente arrancar el vendaje. 

 

AUXILIARES TÉCNICOS VETERINARIOS FORMADOS CON VETFORMACIÓN, NUESTROS EX-ALUMNOS COMPARTEN SU EXPERIENCIA:

 

Además, debemos tener en cuenta las características o enfermedades propias de nuestro animal, y de esta manera estar preparados para los problemas específicos que pudieran surgir:

  • Limpiador de oídos. Para perros con predisposición a otitis. 
  • Antihistamínicos. Para perros alérgicos a picaduras de insectos, plantas, etc. 
  • Pomadas con corticoide. Para alérgicos o con problemas de dermatitis. 
  • Carbón activado. Algunos perros tienen tendencia a comer todo lo que se encuentran, y a veces puede ser algo muy perjudicial. El carbón activado impide la absorción del tóxico, y así minimizamos los daños producidos para nuestro compañero. Eso sí, no olvides que para utilizar este producto, primero tienes que consultarlo con tu veterinario. 
  • Suero fisiológico y gasas. Para la limpieza de los ojos. 
  • Medicación concreta para diversas enfermedades. Fármacos para la artrosis, problemas cardiovasculares, epilepsia, etc. 

 

Una vez que tenemos claro qué cosas debemos incluir en el botiquín de nuestro perro, debemos mantenerlo siempre ordenado y a mano, así cuando lo necesitemos los nervios del momento no nos impedirán localizarlo. 

 

Y por supuesto, lo que nunca debe faltar es el teléfono de nuestro veterinario, y si vamos a viajar, preocuparnos por mirar antes los veterinarios de la zona, sobre todo los hospitales que ofrecen servicio de urgencias 24 horas.  


Fuente: VETFORMACIÓN

¿Te ha parecido interesante esta noticia?

Cuéntaselo a tus amigos