Cargando...

UNA FORMA DIFERENTE DE ENSEÑAR A LOS AUXILIARES VETERINARIOS

La importancia de identificar a los animales

Sigue las últimas novedades con VETFORMACIÓN
  • La importancia de identificar a los animales

Al igual que las personas disponemos de un documento que nos identifica, también es importante que los animales miembros de nuestra familia estén correctamente identificados. 

Compártelo con tus amigos

¿Cómo se realiza esta identificación? 

 

La identificación en los animales se realiza a través de un pequeño dispositivo (del tamaño de un grano de arroz) conocido como microchip, que contiene todos los datos del animal y de la persona que aparece como su responsable. Este microchip se coloca por debajo de la piel del lado izquierdo del cuello, y es un proceso indoloro y nada traumático. Este dispositivo es permanente e inalterable, así que acompañará al animal durante toda su vida, y es responsabilidad del propietario que los datos que en él aparecen estén siempre actualizados. Se puede colocar en cualquier momento de la vida del animal, aunque lo mejor es cuanto antes, de hecho es obligatorio antes de los 3 meses de edad. 

 

¿Cómo funciona el microchip?

 

Fórmate con los mejores profesiones veterinarios

Cada microchip lleva asignada una numeración única y exclusiva, y una vez implantado en el cuello del animal, se proporciona a ese código numérico todos los datos de nombre, edad, raza, sexo, etc del animal y todos los datos referentes a su propietario (nombre, domicilio, número de teléfono,...). Para que estos datos se den de alta, un veterinario tiene que enviarlos al registro de identificación de animales de compañía de la Comunidad Autónoma correspondiente, y se añadirá a la base de datos para que estén siempre disponibles en caso de necesidad. 

 

Pero no solo es fundamental el microchip para la identificación, sino que tiene que haber un aparato encargado de detectar que en el cuello del animal existe un dispositivo. Este aparato es el lector de microchip, el cual permite leer la numeración correspondiente a cada uno de esos “granitos de arroz”. 

 

Para ello, utiliza un emisor de ondas de radio de baja frecuencia, las cuales atraviesan la piel del animal e inducen que el microchip retransmita una señal de rebote, que es recogida por el mismo lector y la convierte en el conjunto de números correspondiente, el cuál podemos ver en la pantalla del aparato. 

 

¿Por qué es importante la identificación?

 

Aunque pensemos que nuestros animales nunca se van a separar de nosotros, a veces se producen situaciones que terminan en la pérdida del animal: se asusta con algo y corre despavorido, no nos damos cuenta de que hay una puerta o ventana abierta y el animal sale, y más situaciones que pueden ser pequeños descuidos, pero que suponen la pérdida de nuestros compañeros de vida. 

 

Si alguien se encuentra un animal perdido y ese animal tiene microchip, bastará con acercarlo a una clínica veterinaria, pasar el lector por el cuello y automáticamente aparecerá la numeración gracias a la cuál se podrá localizar al propietario. De no ser así, nadie sabrá a quién pertenece y por desgracia esos animales suelen terminar en perreras, en las que dependiendo de la población o Comunidad Autónoma que sea, les espera un futuro mejor o peor. 

 

AUXILIARES TÉCNICOS VETERINARIOS FORMADOS CON VETFORMACIÓN, NUESTROS EX-ALUMNOS COMPARTEN SU EXPERIENCIA:

 

Identificar a los animales es un acto de responsabilidad por parte de sus propietarios. Es una pena que por no estar identificado, no volvamos a ver nunca más a nuestro querido amigo, así que por favor, no lo dejes para mañana, si tu perro o gato no tiene microchip pide cita en tu veterinario de confianza hoy mismo. Es una práctica rápida, así que en unos escasos minutos tu animal y tú estaréis conectados para siempre. 

 

Además, la posesión de microchip también denota un estatus sanitario, ya que es obligatorio estar identificado para poder vacunar a un perro de la rabia. No todos los animales identificados cuentan con un protocolo de vacunación actualizado al año en que estemos, pero sí todos los animales vacunados de la rabia, deben portar un microchip. Sin él, no hay vacunación antirrábica, ya que los veterinarios deben asignar cada vacuna a un código de identificación numérico. 

 

Una vez que has aprendido un poco más sobre la importancia de la identificación de nuestros mejores amigos, ¿nos ayudas a compartir el mensaje? 


Fuente: VETFORMACIÓN

¿Te ha parecido interesante esta noticia?

Cuéntaselo a tus amigos