fbpx
Noche de San Juan: Protege a tus animales frente a los ruidos

Las fiestas de San Juan son una tradición en muchos municipios, ¿es el caso de tu lugar de residencia? Aunque para aquellos que lo celebran es divertido, debemos pensar también en nuestros compañeros de vida, y protegerles durante el tiempo que duren las celebraciones, ya que pueden verse afectados por los ruidos tan fuertes, y poner en riesgo su salud y bienestar.

El miedo es una sensación que nuestros perros y gatos padecen, y en su caso además, no hay posibilidad de poder explicarles el origen de eso que les aterra, por lo que muchas veces los ataques de pánico que padecen nuestros animales, tienen un desenlace doloroso. Mediante consulta con un profesional de la etología animal, podemos aprender las herramientas necesarias para ayudar a nuestro compañero de vida a tratar su miedo. No siempre es posible que el miedo desaparezca, pero si lo trabajamos y nos implicamos, seguro que nuestro amigo podrá minimizar su reacción ante los ruidos y cuando lleguen fiestas como la de estos días, su bienestar no se vea tan comprometido.

Tanto si tus animales tienen miedo a los ruidos, como si no, te recomendamos leer los consejos que vamos a darte a continuación, y es que ¡es importante transmitirlo a la mayor cantidad de personas posible, para que nuestros compañeros de vida estén seguros y a salvo!

¿Qué podemos apreciar en un animal con fobia?

Si nuestro amigo padece miedo, podremos observar en él temblores, taquicardia, ladridos constantes, náuseas, jadeo, incluso pérdida del control de esfínteres, pudiendo orinar o defecar espontáneamente.

¿Cómo ayudar a nuestros animales a minimizar el impacto negativo de su miedo?

Como hemos comentado con anterioridad, contactar con un etólogo es necesario para ayudar a nuestros animales a trabajar sus miedos, así que es el primer consejo que podemos daros. Así, se podrá ir trabajando mucho antes de que lleguen días señalados en los que el estímulo desencadenante del miedo es muy fuerte. Además, puede ser necesario administrar algunos complementos relajantes, incluso ansiolíticos, por lo que acudir a la clínica veterinaria es muy recomendable. Respecto a los fármacos, recuerda que la acepromacina no está recomendada en el caso de miedos y fobias, ya que disminuye la actividad motora, pero no la percepción sensorial, por lo que nuestros animales quedan paralizados, pero siguen sintiendo todo alrededor, lo que hace que su ansiedad aumente. Y por supuesto, comprueba que tu mejor amigo está correctamente identificado mediante microchip, incluso ponle una chapita con tus datos de contacto para que en caso de que se pierda, puedan contactarte lo antes posible.

Para las salidas a la calle, evita las horas del día en las que los ruidos sean más fuertes, refuerza la seguridad con un arnés antiescape, y no dejes a tu mejor amigo suelto ni sin vigilancia.

En casa, es importante que mantengamos cerradas las puertas, ventanas, balcones, terrazas o patios, no solo para minimizar la entrada de ruido en casa, si no también para evitar que nuestro perro pueda escaparse. En ocasiones, se producen accidentes en los que algún animal se tira por la ventana tras escuchar ruidos fuertes, como durante los fuegos artificiales, y es que creen que el ruido proviene de dentro del hogar, por lo que su instinto hace que quieran huir, y lo hacen por aquellos lugares en los que encuentran salida.

Crear un refugio seguro dentro de casa, es también fundamental. Un ejemplo es utilizar una habitación interior, alejada de los puntos de la casa por donde sea más fácil que se filtre el ruido, como terrazas o patios, así la intensidad del sonido será inferior. Además, podemos crear un mayor grado de seguridad utilizando un transportín, un jaulón, una caja, etc, en el que pueda permanecer. Por supuesto, es necesario haber positivizado todos estos refugios. Te recomendamos también proporcionarle distracciones, como peluches, juguetes interactivos que puedas rellenar o untar de comida, masticables de larga duración, etc. Y siempre, apoya y acompaña a tu compañero de vida durante este momento, ¡eres su mejor amigo y te necesita!

Cuéntanos, ¿tu perro o gato tiene miedo a ruidos fuertes? Si es así, ¿cómo le ayudas a gestionarlo? ¡Recuerda siempre protegerle, y estar a su lado!

aquielvideo

Compartilhar:
Outras publicações