fbpx
¿Protector solar para perros y gatos?

El protector solar para perros y gatos no es uno de los productos más conocidos, pero durante los meses del año en que las radiaciones solares son más fuertes, es interesante su uso, ya que ofrece protección a nuestros animales frente a quemaduras solares, y por tanto previene la aparición del cáncer de piel, como el carcinoma de células escamosas.

Seguro que en tu día a día te aplicas algún filtro solar, y cuando estás al aire libre, ¡aún más! Pese a que los perros y gatos tengan más cantidad de pelo, la piel de las zonas del cuerpo menos protegidas por el manto pueden sufrir daños de igual manera que nuestra piel, así que te animamos a seguir leyendo y descubrir estos productos y sus ventajas.

¿Qué características tiene un protector solar para animales?

Si te animas a probar este producto, verás que en el mercado existen diferentes opciones, pero son todas bastantes parecidas. En general, todos ofrecen una protección alta, con un factor de protección solar 50, frente a las diferentes radiaciones solares (rayos UVA, UVB, infrarrojos, y luz visible).

La presentación suele ser en crema o spray, de fácil aplicación y textura ligera para que su absorción sea rápida, y no deje residuos. Algunos animales toleran bien su aplicación, otros puede que no tanto, por eso es importante que sea fácil de aplicar y de absorción rápida, de tal manera que en unos pocos segundos podamos reforzar esas zonas de piel más comprometidas. Al igual que hacemos nosotros, si la exposición al sol va a ser prolongada, hay que ir repitiendo la aplicación del producto, y tras los baños también.

¿Cuándo usar protector solar?

Los perros blancos o de pelo corto son los más susceptibles de sufrir quemaduras solares, así que en ellos su uso es más importante, pero cualquier perro o gato puede beneficiarse del protector solar. En general, las zonas del cuerpo más expuestas son la nariz, las orejas, el abdomen, las axilas y las ingles, así que la protección de estas áreas cobra mayor importancia.

Si vamos a realizar alguna actividad al aire libre, ya sea simplemente dar un paseo, o salir de excursión al campo, a la playa, a la montaña, etc, debemos valorar su aplicación. Y esto no es solo para el verano, en invierno también es recomendable la protección solar, por ejemplo cuando vamos a hacer alguna excursión a la nieve.

Si en casa tienes patio, jardín, o simplemente algún balcón donde tu perro o gato pase mucho tiempo, también puedes aplicarle filtro solar, ya que las siestas al sol pueden ser largas, y durante ese tiempo los rayos solares penetran directamente en la piel.

Otro uso es en el caso de animales que tengan alguna patología dermatológica, que haya ocasionado zonas de alopecia, por ejemplo, o en el caso de alergias, dermatitis, incluso si nuestro amigo ha sido operado recientemente y tiene alguna cicatriz, ya que es importante protegerla del sol. Otros animales pueden no tener una patología directa de la piel, pero sí pueden estar tomando algunos fármacos fotosensibilizantes, siendo algunos de los más comunes antibióticos, como la doxiciclina, o antiinflamatorios como el carprofeno. Si un fármaco es fotosensibilizante significa que con su uso, la piel al contacto con las radiaciones solares puede tener una respuesta exagerada, y por ejemplo, sufrir una quemadura aunque la exposición no sea prolongada, así que te recomendamos que preguntes a tu veterinario si la medicación de tu compañero de vida puede hacer que su piel esté más sensible, y de ser así, ¡protégele del sol!

Como ves, en perros y gatos los protectores solares también tienen muchas indicaciones de uso, y en estos meses de verano en que salimos más al aire libre y el sol es mucho más fuerte que el resto del año, debemos tener especial cuidado en cuanto a la protección de la piel.

¿Conocías estos productos? ¿Tu perro o gato los ha utilizado alguna vez? ¡Cuéntanos tu experiencia de ser así!

Compartilhar:
Outras publicações